El templo

Parroquia de San José de Ribarteme

La Iglesia de Santa Marta de Ribarteme se encuentra ubicada dentro de la Parroquia, del Municipio Pontevedrés de As Neves, San José de Ribarteme.



El Santuario. De capilla a iglesia parroquial.

Foto de la Iglesia de Santa Marta de Ribarteme donde se celebra la romería
Iglesia de Santa Marta de Ribarteme

 

El actual santuario de Santa Marta tiene su origen en la transformación en iglesia parroquial de la capilla dedicada a la Santa ubicada en dicho lugar. Aunque la romería se remonta a la edad media, la primera mención que se conserva de dicha capilla data de 1700. Un documento fechado a 16 de octubre de ese año, hace alusión a la reedificación de la misma, por orden de D. Jacinto Gil Araujo y Puga(1674-1757), por el que “funda patronato de legos y capilla laical en el santuario y ermita de Santa Marta”. Este patrono, descendiente de la Casa de Barro (casa noble, cuyos restos permanecen al otro lado del río, cuyo mayorazgo fue fundado por Alvaro Gil, con privilegio de presentar los beneficios curados de Santiago y S. Cipriano), era Comisario del Santo Oficio (Inquisición) y abad de Santiago de Ribarteme desde 1710, abadía e iglesia troncal de la que se desgajan las otras dos. En la fundación del patronato designa como sucesor a su supuesto nieto D. Alvaro Jacinto Gil Araujo y Barbeito, hijo de Alonso Gil de Araujo y Antonia Martínez de Barbeito, quienes le representarán hasta su mayoría de edad y grado sacerdotal. Sería también Comisario del Santo Oficio.

Altar mayor de la Iglesia de Santa Marta de Ribarteme
Altar mayor de la Iglesia de Santa Marta de Ribarteme

 

Testimonios de aquellos privilegios los hallamos todavía hoy en los dos únicos panteones adheridos al actual templo. Uno, situado a la izquierda de la entrada principal de propiedad de la familia de los Pereira y Suárez-Sequeiros, una de las líneas descendientes del entronque de las Casas de Barro y Barreiro, cuya propiedad de las ruinas blasonadas de aquella aún conservan sus herederos. El escudo que representa a la casa de Barro se exhibe hoy en su residencia familiar de S. José, en sitio de Coto y lugar de Casal da Vila (términos comunes en el sistema señorial) La otra, ubicada en el lateral derecho, propiedad a perpetuidad da cobijo desde 1947 a Avelino Durán Cuntín, descendiente de una línea emparentada con la casa de Barro por el matrimonio de Marcos Durán con Dominga Gil Araujo (hija ilegítima de Benito Gil Araujo, primer cura párroco de S. Cipriano como parroquia independiente. De aquel matrimonio es hijo Gonzalo Durán que casa en 1739 con Angela Gil y tienen por hija a Rosa Durán Gil. Dicha familia de los Durán donarían casi 200 años después la cruz de plata que hoy se exhibe en las procesiones de Santa Marta. Las casas de Barro en S. Cipriano y la de Barreiro en Santiago entroncan en 1671 cuando Alvaro Gil Araujo de la Casa de Barro, en segundas nupcias matrimonia con María Inés Suárez de Puga, viuda de la casa de Barreiro, teniendo como líneas originarias, la de Barro a la familia Gil Araujo y la de Barreiro a los Suárez de Puga.

Parroquia de S.José de Ribarteme

El poblamiento del valle del Termes es milenario, como podrían atestiguarlo grabados rupestres en las laderas del monte S. Fins o el Castro de Bocas (O Crasto), elevación poblada en el fondo del valle como testigo del hábitat prerromano. Los puentes de traza románica de época medieval, ruinas de casas señoriales y sus amplios dominios, así como cruceiros y capillas, nos sitúan ante un valle fértil donde abundaron señoríos de la hidalguía rural.

Escultura de Santa Marta en piedra, obra de Ralf Jung
Escultura de Santa Marta en piedra, obra de Ralf Jung

 

Avanzado el siglo XVIII, fruto de la explosión demográfica y repoblación de lugares más extremos (Extrema, Pousadoiro o Cernada, etc.), surge la necesidad del desglose parroquial que tenía como referencia el templo de Santiago de Ribarteme. Con el cambio de siglo, El Obispado accede a la creación de la actual parroquia de S. José de Ribarteme (quedando el valle medio del Termes dividido en tres feligresías: S. José, S. Cipriano y Santiago, al naciente Cerdeira y en la desembocadura Vide y Setados). La segregación de la matriz de Santiago, la otorga el obispo de la diócesis tudense D. Juán García Benito el 5 de octubre de 1803, autorizando la utilización de la capilla de Santa Marta como templo parroquial mientras no se construyese el nuevo, dando paso así a una advocación ambigua de la nueva parroquia entre Santa Marta y San José, hasta que en 1820 pasaría a imponerse finalmente la de San José. Y, aunque la capilla se deshizo para construcción del templo parroquial, se mantuvo el patronato de la Casa de Barro, quien aportaría la primera imagen del nuevo patrono; al tiempo que el arraigo de la devoción popular a la santa perduró más allá de la nueva advocación parroquial.

Tras la autorización episcopal para la segregación parroquial en 1803, ya en el año 1805 estaba ultimado el proyecto; y fue definitivamente en 1808 cuando se erige en parroquia independiente de hecho ya con su nuevo templo.

PROCESION DE LOS ATAUDES DE SANTA MARTA DE RIBARTEME. PROCESION DOS CADALEITOS
Interior del templo donde se celebra la Romería a Santa Marta

 

Aunque son muchos los avatares que sufren estas tierras, la división parroquial no se altera hasta hoy, figurando como tal en la división municipal de nueva planta, adscrita al Concello de As Neves (entonces Setados) y partido judicial de Ponteareas, según BOPP de 3 de diciembre de 1836.

Las peripecias y dificultades que traería el siguiente siglo no impidieron el desarrollo de la devoción a Santa Marta, sino más bien la acrecentaron. Uno de los momentos más críticos fue sin duda el período bélico de la contienda civil, que transcurrió en esta parroquia con un sobresalto final. A pocos meses de la declaración de victoria del bando ganador, el santuario de Santa Marta aparecía en llamas en la noche del 24 al 25 de julio, a 4 días de la Gran Romería, quedando el templo reducido a cenizas y calcinados todos los enseres que albergaba, incluídas todas las sagradas formas y la imagen de la santa venerada. Si bien los tiempos eran propicios para el abatimiento, los feligreses, lejos de amilanarse, unidos y confiados a su protectora Santa Marta, desarrollaron una actividad febril que bien prueban 40 aserradores desplazados a los montes ya el día 25, logrando festejar la romería en su día. Para ello improvisaron altares, trajeron imágenes de la iglesia de Santiago y sacaron en procesión la ampliación de una fotografía de Santa Marta, ante la imposibilidad de contar con una nueva imagen.

El elevado grado de solidaridad y donativos recibidos de toda la diócesis e emigrantes parroquianos, se rehizo el nuevo templo y se construyó un lujoso altar de granito y mármol con baldaquino que da cobijo a la nueva imagen de Santa Marta. La generosidad de los romeros y el entusiasmo de los parroquianos ha llevado a conservar con mimo este santuario, manifiestamente visible en las obras realizadas en el último cuarto del siglo XX: ampliaciones del cementerio, creación de áreas de recreo, nuevas fuentes, nuevo palco para las bandas de música o nueva pavimentación del atrio de la iglesia o renovación de su propia techumbre. Unas veces de forma colectiva otras a título individual, los devotos de Santa Marta dejan la huella de su fé en su protectora: un ejemplo de ello es la donación de la Cruz de plata que se exhibe en las procesiones por la familia Durán y Gil (emigrantes en Brasil) en 1907, o la más reciente donación (2004) de una talla en piedra natural de Santa Marta a escala real, del emigrante en Madrid Modesto Gómez Marino, ubicada frente a la puerta principal del santuario.

Salida de la procesión de Santa Marta de Ribarteme
Salida de la procesión de Santa Marta de Ribarteme

 

Fechas para el recuerdo

– 1700 Mención histórica de la Romería de Santa Marta. El Obispo Fray Anselmo Gómez de la Torre insta al abad de Ribarteme a que arregle la capilla con los donativos de los romeros.

– 1722 Reedificación de la antigua capilla por el abad de Ribarteme D. Jacinto Gil Araújo comisario de los santos oficios.

– 1808 Inauguración del nuevo templo que cobija la imagen de Santa Marta, construido sobre la antigua capilla.

– 1907 Un emigrante dona y envía desde Brasil la gran cruz de plata que preside la procesión de Santa Marta.

– 1908 Construcción del anexo al templo, denominado “Casa da Santa”.

– 1920 Construcción de muros de contención y escaleras en piedra en el Santuario.

– 1939 Incendio que destruye el templo a 4 días de la celebración de la Romería. 40 aserradores desplazados al monte y otros operarios lo recuperan para la fiesta.

– 1951 El escritor Victor Lis Quibén publica un compendio de la Romería.

– 1952 El escritor Nobel de Literatura Camilo Jose Cela dedica el primer capítulo de su libro de viajes “Del Miño al Bidasoa” a la Romería de Santa Marta.

– 1960 Un emigrante en Lisboa dona una corona de oro que porta la imagen de Santa Marta en procesión.

– 1967 El escritor miñoto Eliseo Alonso lleva esta romería a las páginas de su libro “Bajo Miño y Costa Sur” (premio nacional “virgen del carmen” Madrid 1968).

– 1970 El escritor Ramón Otero Pedrayo incluye la Romería de Santa Marta en su obra “Historia de Galiza”

– 1975 Construcción de una fuente en piedra con manantial natural.

– 1980 El Concello de As Neves declara el 29 de julio Fiesta Local.

– 1988 El escritor Antonio Fraguas incluye la Romería de Santa Marta en su obra “Romerías y Santuarios”.

– 1980 Acondicionamiento de un área forestal con árboles, mesas en piedra, barbacoas y fuente, presidida por un cruceiro en piedra.

– 1982 Ampliación de zonas de aparcamiento en la parte alta del santuario para acoger autobuses de romeros.

– 1992 TVE produce y emite una serie basada en la obra del Nobel Camilo José Cela “Del Miño al Bidasoa”, cuyo primer capítulo se centra en la Romería de Santa Marta.

– 1995 Pavimentación en piedra natural del atrio que rodea el templo.

– 1998 El fotógrafo compostelano Tino Martínez, asiduo de Santa Marta, lleva a su álbum “Ex -votos”, publicado por la Xunta y USC, las imágenes de la romería.

– 1999 Una vecina de Asturias patenta la imagen de Santa Marta para comercializarla inspirada en la Romería de Santa Marta de Ribarteme y sus poderes.

– 2001 Los locutores y guionistas de la TVG Pemón Bouzas y Xosé Domelo, respectivamente, incluyen la Romería de Santa Marta en su libro “Mitos, ritos y leyendas de Galicia, la magia del legado Celta”.

– 2004 Donación de una imagen pétrea a tamaño natural de Santa Marta que preside el Santuario, obra de un escultor holandés

– 2007 La imagen de Santa Marta de Ribarteme es portada del volumen 10, de la Gran Biblioteca Temática de Galicia, de varios autores, con el título “De las creencias paganas a las devociones cristianas. Santuarios gallegos contra los males del alma y del cuerpo”.

– 2008 Colocación de dos cruces en piedra y placa conmemorativa de la beatificación del Padre Manuel Gómez y Adilio, nacido en los aledaños del Santuario.

– 2008 Visita al santuario de una representación de la diócesis brasileña del Alto Uruguay.

– 2010 Construcción de baños y servicios para una mejor atención a los romeros.

– 2010 El Periódico británico The Guardian, incluye la Romería de Santa Marta entre las celebraciones más raras del mundo, colocándola en 2ª posición del ránking.

– 2011 Donación por un emigrante en Madrid de una nueva talla en madera de fresno.

– 2011 La fotógrafa inglesa Bridget Smith visita Santa Marta seducida por su singularidad.

– 29-07-2012 La Romería de Santa Marta es imagen de portada del cupón de la ONCE, distribuido por 21.000 vendedores.

– 2011 Apertura de nuevo acceso al oeste para entrada y salida de vehículos al santuario.

– 2012 Reconstrucción de “A Fonte da Santa” incorporando un bajorrelieve de Santa Marta.

– 2013 La National Geographic desplaza hasta Santa Marta de Ribarteme un equipo de TV para seguir la procesión.

– 2017 El corresponsal para España y Portugal del The New York Times, Raphael Minder, visita Santa Marta de Ribarteme el29 de julio para realizar un amplio reportaje publicado en agosto del 2017.